El Fondo Perpetuo para la Educación: Un brillante rayo de esperanza

“El mundo actual es más competitivo que nunca. Creo que tanto el hombre como la mujer necesitan obtener la formación académica necesaria que les permita responder a las exigencias [necesidades urgentes] de la vida. ... Los hombres y las mujeres tienen que estar preparados en un campo mucho más amplio que nunca antes... [El Fondo Perpetuo para la Educación] es un fondo cuyo impacto se sentirá por mucho tiempo.”Thomas S. Monson, en la rueda de prensa del 4 de febrero de 2008; véase Church News, 9 de febrero de 2008.

El Fondo Perpetuo para la Educación (FPE) se estableció en el año 2001, durante una conferencia general, cuando Gordon B. Hinckley, quien era entonces el Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, anunció una “audaz iniciativa” destinada a ayudar a los jóvenes de las áreas en vías de desarrollo a “salir de la pobreza que tanto ellos como sus antecesores han conocido.” Habló acerca de los ex misioneros y otros jóvenes ambiciosos de ambos sexos que tienen una gran capacidad pero muy pocas oportunidades:

"Creo que el Señor no desea ver a los de Su pueblo condenados a vivir en la pobreza. Creo que Él desea que los fieles disfruten de las cosas buenas de la tierra. [...] En una tentativa por remediar esa [falta de oportunidades], proponemos un plan [...] que creemos ha sido inspirado por el Señor. [...] Lo llamaremos el Fondo Perpetuo para la Educación." El presidente Hinckley además señaló: "La educación es la clave de la oportunidad" ("El Fondo Perpetuo para la Educación", Liahona, junio de 2001, págs. 60–62, 67).

El programa del Fondo Perpetuo sigue el modelo del Fondo Perpetuo para la Emigración, que ayudó a más de 30.000 de los primeros miembros de la Iglesia a viajar hasta el valle del Lago Salado desde Europa durante la segunda mitad del siglo XIX.

Se financia con las aportaciones económicas de miembros de la Iglesia y de otras personas que apoyan la finalidad del programa. Es un recurso renovable por el que se presta dinero a una persona para ayudarla a costearse su formación o estudios avanzados. Una vez que el estudiante ha obtenido su diploma y está trabajando, devuelve el dinero con una tasa de interés reducida.

“Promesas proféticas”

Ver el video “Promesas proféticas”, una inspiradora presentación que ilustra algunas promesas cumplidas en todo el mundo (tiempo de reproducción: 18:40 min.)

“El Fondo Perpetuo para la Educación”

31 de marzo de 2001. | Sesión del sacerdocio de la conferencia general. Lea el discurso en el que se anuncia el Fondo Perpetuo para la Educación.

Declaración

La declaración del objetivo del Fondo Perpetuo para la Educación: El FPE se ha establecido para ayudar a los jóvenes adultos dignos a satisfacer sus necesidades en materia de formación académica.

Principios

El FPE se basa en los cimientos firmes de los principios eternos de fortalecer a la persona, la familia y la comunidad.

Promesas

El presidente Gordon B. Hinckley, en ese entonces presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, esbozó unas promesas extraordinarias cuando hizo su anuncio a toda la Iglesia.

Progreso del FPE

Desde su anuncio el 31 de marzo de 2001, esta "audaz iniciativa" que es el Fondo Perpetuo para la Educación ha bendecido a muchas personas en todo el mundo.

Fondo administrado por el FPE en los Estados Unidos

Aunque este fondo no forma parte del programa del Fondo Perpetuo para la Educación, bajo la dirección de la Primera Presidencia de la Iglesia, el FPE ayuda a administrar dicho fondo.